Cytotec en El Salvador

Cytotec El Salvador: Pastillas para abortar en El Salvador;¿Qué son? ¿Cómo utilizarlas?

De entre los numerosos métodos para abortar que existen, uno de los más empleados es el de la interrupción del embarazo mediante pastillas para abortar o pastillas abortivas. Quizá sea por su elevado porcentaje de éxito o por tratarse de un procedimiento mucho menos invasivo que una operación quirúrgica. Sea como sea, en este texto detallaremos todo lo que envuelve a las píldoras abortivas, sus efectos, procedimientos, tipos de pastillas, su composición y demás aspectos.

¿Por qué decantarse por las pastillas para abortar en El Salvador?

Existen diferentes métodos para abortar, pero son muchas las razones por las que abortar a través de estos fármacos puede resultarte la mejor opción:

– Las pastillas abortivas tienen un éxito que supera el 95% en los casos de embarazos menores a siete semanas.

– El proceso de interrupción del embarazo mediante pastillas para abortar es menos invasivo que la intervención quirúrgica.

– Se asemeja más a un aborto natural.

– Es programable, se puede provocar el aborto para el fin de semana, por ejemplo.

– Se puede efectuar en la intimidad del hogar.

– Presenta menos riesgos debido al reducido tamaño del embrión.

Proceso para interrumpir el embarazo mediante las pastillas para abortar

A continuación, definiremos los pasos a seguir para que tu proceso sea el adecuado y consigas reducir al máximo todo tipo de riesgo.

1. Debes hacer un ejercicio de reflexión

Antes de tomar cualquier decisión respecto a qué tipo de aborto someterse ya sea con pastillas para abortar o con cualquier otro método, es importante reflexionar acerca de lo que implica inducirse un aborto intencionadamente. Es importante que te informes, sopeses todas las consecuencias, los efectos secundarios y, como no, los riesgos a los que te puedes estar enfrentando.

Una vez hecho ese ejercicio de reflexión, consultado con tus allegados y meditada tu respuesta razonándola con argumentos, si continúas estando dispuesta a abortar entonces estarás preparada para iniciar el procedimiento abortivo.

El primer procedimiento cuenta con los siguientes pasos:

– Se introducirán cuatro pastillas abortivas de Cytotec de 200 mcg (microgramos) en la parte inferior de la lengua. No deberás tragarlas, simplemente aguardar a que se disuelvan durante aproximadamente una media hora y, pasado ese tiempo, tragarlas.

– Una vez tragadas, deberás esperar tres horas para repetir el procedimiento. Volverás a colocar cuatro pastillas para abortar de 200mcg bajo tu lengua y esperarás 30 minutos antes de tragarlas.

– El último paso será similar. Tres horas después de ingerirlas volverás a repetir el procedimiento. También tienes la opción de introducirlas en tu vagina.

Notas importantes: unas horas después de la primera dosis la embarazada empezará a sangrar y sufrir calambres además de dolores. Debes ser consciente que estás provocando un aborto, por lo que el dolor será intenso y el sangrado más fuerte que el de una menstruación normal. Si se trata de un embarazo de más de 4 semanas, es fácil que puedas ver el saco embrionario, reconocible fácilmente por su color, algo diferente al de un coágulo.

Si después de la tercera dosis no sangras, el aborto ha sido fallido.

Por último, incidimos en un segundo procedimiento. Éste método emplea el Cytotec y su ingesta, a diferencia de los anteriores no es oral, es vaginal. Consta de dos fases, que se traducen en dos dosis de 800mcg de misoprostol.

– El primer paso consta de introducir cuatro pastillas abortivas en la vagina de la abortista. Deberán ser ubicadas en lo más profundo de ésta, aproximadamente donde comienza el útero puesto que solo así garantizará resultados.

– Pasadas las 24 horas, se repetirá la operación. Se introducirán 4 pastillas para abortar más en la vagina, lo más próximo posible al útero. Justo después de la segunda introducción de estos medicamentos, darán comienzo los dolores, principalmente centrados en el vientre. Posteriormente, el sangrado.

Nota importante: resultará vital realizar posteriormente un análisis para corroborar que el aborto se ha efectuado de manera adecuada y que no quedan restos de ningún tipo que puedan provocar infecciones y, por tanto, posteriores problemas.

2. ¿Qué pastillas para abortar existen?

Como ya hemos ido mencionando anteriormente, el fármaco que se emplea en las pastillas abortivas es el Misoprostol. Su función principal no es otra que la de prevenir y tratar úlceras de tipo gástrico o duodenales. No obstante, también tiene la capacidad para inducir el parto a mujeres que están cerca de dar a luz y, gracias a estos químicos, logra forzar contracciones en el útero gracia a su efecto dilatador. Si se combina con otros fármacos como la mifepristona o el RU-486 puede forzar abortos.

El Misoprostol es la denominación genérica, se trata de las pastillas para abortar por excelencia. Sin embargo, su nombre puede variar en función del país. Son conocidas también como  misotrol, mibetec, cyrux, arthrotec, cyprostol u oxaprost, entre otros. Aunque seguramente, si ya te has adentrado en este mundo, puede que conozcas a las pastillas abortivas por el nombre de Cytotec. Esta denominación es la más comercial en países de América Latina, como El Salvador.